Mi foto
Viajes, turismo y cultura de Andalucía. Información sobre Andalucía y sus provincias: Almería, Cádiz, Córdoba, Huelva, Granada, Málaga, Jaén y Sevilla. Nueva entrada todos los viernes a las 21:00. Deja tus comentarios.

Atín Aya el fotógrafo del tiempo y las épocas

Atín Aya y La Isla Mínima

Las Marismas del Guadalquivir, un lugar donde todo puede ocurrir y nada ocurre, un lugar donde el paisaje y el paisanaje dialogan para transformarse en un todo. El paisanaje añora ser un paisaje que se convierte en un personaje más, que transita lentamente un tiempo sin reloj, sin transcurso o de un devenir muy pausado, en horizontes que parecen anunciar el infinito.

Marismas: Atín Aya y La Isla Mínima
Marismas: Atín Aya y La Isla Mínima

Atín Aya

Joaquín Aya Abaurre conocido por todos como Atín Aya, nació en Sevilla el 4 de Marzo de 1.955. Estudió Ciencias de la Educación en la Universidad de Pamplona y posteriormente Psicología en la Universidad de Granada. En 1.981 comenzó a estudiar Fotografía en Madrid, regresando a Sevilla al año siguiente donde trabajó como reportero gráfico para varios diarios y revistas de la época.

Fotografía de Atín Aya
Fotografía de Atín Aya

Poco a poco pasó a dedicarse de lleno a su obra personal. Fue el autor de unas memorables series de fotografías como: Sevillanos (1980-2000), Imágenes de la Maestranza (1994-1995), Habaneros (2001-2002), Paisanos (2000-2005)y la que es el origen de este artículo Marismas del Guadalquivir (1991-1996). En Septiembre de 2007 y tras sobrellevar durante unos años una larga enfermedad, nos dejó para siempre este genial artista sevillano.

Fotografía de Atín Aya
Fotografía de Atín Aya

Fotografía de Atín Aya
Fotografía de Atín Aya

Fotografía de Atín Aya
Fotografía de Atín Aya

Fotografía de Atín Aya
Fotografía de Atín Aya

Fotografía de Atín Aya
Fotografía de Atín Aya

Entre la primavera de 1991 y las navidades de 1996 cuando se preguntaba por Atín Aya, la respuesta siempre era la misma, está en la Marisma. Todo comenzó cuando se hizo con una moto BMW 1000 que era una verdadera bestia que había que sacar a pasear como si de un caballo se tratara. Fue cuando descubrió Las Marismas del Guadalquivir, el espacio formado por el rio en su desembocadura con sus tres islas, Mayor, Menor y Mínima. Atín conoció a unas 80 familias cuyos miembros se dedican a la pesca, a trabajar en los campos de arroz o a cazar patos. Tras unos largos años de sequía, llegaron una lluvias torrenciales en el invierno de 1996, una lluviosa tarde cuando volvía a casa en su todoterreno tuvo un accidente del que pudo salir indemne pero perdió parte de su equipo, siendo a partir de este momento cuando decide poner punto y final a una tarea que ya estaba hecha, un maravilloso y asombroso trabajo de perseverancia y composición.

La Isla Mínima


El origen de la película La isla mínima de Alberto Rodríguez, surgió en una exposición de fotografía de Atín Aya sobre las Marismas del Guadalquivir a la que Alberto y Alex Catalán, director de fotografía de la película, asistieron en el año 2000.

Fotografía de la Isla Mínima
Fotografía de la Isla Mínima

Quedaron tan fascinados por el ambiente y los personajes retratados, que desde ese momento pensaron en poder hacer una película, dando origen el año 2014 a la exitosa La Isla Mínima, donde los autores dejan clara su vinculación con sus referencias y sutiles homenajes en planos y secuencias, argumento principal de este montaje.

Fotografía de la Isla Mínima
Fotografía de la Isla Mínima

Fotografía de la Isla Mínima
Fotografía de la Isla Mínima